Fabricar un tupper para minutoides

Antes de nada prepararemos los siguientes materiales, necesarios para hacer el tupper:

 

- Estañador

- Rotulador

- Mosquitera metálica

- Alambre flexible

 

 

Paso 1: Diseñar las ventanas.

 

Ubicaremos las ventanas en el tupper tratando de que permitan la ventilación. Para ello, haremos ventanas en dos de los laterales del tupper y en la tapadera. Una vez elegido el lugar, marcamos las ventanas con un rotulador para que nos sirva de guía en el momento de cortar el plástico.

 

 

Paso 2: Recortar las ventanas.


Después de marcar las ventanas, con un estañador y algo de paciencia, vamos recortando los espacios para las ventanas. Si hacéis esto en casa os recomiendo que os pongáis debajo de la campana extractora para evitar el mal olor que desprende el plástica al quemarse.

 

Una vez que tengamos todas las ventanas recortadas, vamos haciendo pequeños agujeros alrededor de éstas, a una distancia aproximada de 1,5/2 cm entre cada agujero. Estos agujeros nos servirán  para poder coser la tela mosquitera metálica al tupper.

 

 

Paso 3: Colocar la tela mosquitera metálica.

 

Recortamos un trozo de tela mosquitera (debe ser metálica para que no puedan romperla nuestros ratoncillos) con el tamaño suficiente para que cubra todos los agujeros que hemos realizado alrededor de las ventanas y la colocamos siempre por la parte interior del tupper.

 

Con un alambre fino y flexible vamos cosiendo la tela metálica, pasando el alambre por los agujeros que están alrededor de las ventanas. Es importante ir tensando el alambre con unos alicates para que todo quede ajustado, sin huecos por los que puedan escapar los mus minutoides.

 

 

Paso 4: Añadir sustrato, bebedero y comedero.

 

Una vez que hemos terminado de colocar la tela mosquitera, ya tenemos el tupper listo para añadir el sustrato. Es recomendable usar como sustrato una mezcla de fibra de coco con turba sin fertilizantes y un poco de heno. La mezcla de estos tres componentes dará una cierta consistenica al suelo, permitiendo que los pequeños mus minutoides construyan galerías y escondrijos.

 

Es interesante saber que otro de los hábitos que tienen es construir su nido debajo de cuencos o pequeñas tazas dados la vuelta.

 

Además, será necesario proveerles de un bebedero de loro o similar, que colocaremos elevado a un centímetro del suelo, sobre algo que permita acceder a los ratoncillos, pero que no permita ensuciar el agua arrastrando el sustrato hasta el interior del bebedero (ver fotos).

 

También será necesario colocar uno o varios recipiente de cristal o cerámica para poner mixtura compuesta por pequeños cereales y semillas para su alimentación.

 

 

 

 

 

 

Venta de libros